Sao Paulo. La cosecha de caña de azúcar del centro sur de Brasil, cuya molienda comenzó en abril, sería de 33,7 millones de toneladas esta temporada, frente a los 35,15 millones proyectados en abril, dijo el jueves la consultoría Datagro.

La región, responsable por un 90% de la producción de azúcar de Brasil, tuvo 60 días sin lluvias, lo que debería desacelerar la recuperación de los cultivos de la temporada seca del 2010

Datagro también redujo su pronóstico para la molienda de caña en el centro sur de Brasil a 536 millones de toneladas, desde 561 millones de toneladas estimadas en abril.

Además, recortó su previsión de molienda total de caña para la zafra actual a 600,5 millones de toneladas, frente a 620 millones de toneladas procesadas en la temporada anterior.

Las exportaciones de azúcar de la principal cosecha del centro sur de Brasil deberían caer en línea con la producción reducida de la región, a 24,22 millones de toneladas en esta temporada, desde 25,22 millones de toneladas calculadas en mayo.

Esto debería impulsar los precios mundiales del azúcar, dado que Brasil es responsable por más de la mitad del mercado mundial del endulzante.

"Estamos en alerta porque el suministro mundial de azúcar va a depender de Brasil hasta octubre, cuando entren las cosechas del Hemisferio Norte", dijo a la prensa el presidente de Datagro, Plinio Nastari.

Nastari añadió que algunos ingenios azucareros podrían verse forzados a renegociar contratos de entrega debido a una producción de azúcar menor a lo esperado esta temporada, pero aún no ha confirmado ese escenario.

La fila de barcos a la espera de cargar azúcar en puertos brasileños se ha estabilizado en alrededor de 60 embarcaciones.

Fuentes comerciales y agentes exportadores dijeron que las largas filas se debían al lento comienzo de la temporada de molienda de caña de azúcar.

Nastari comentó que las filas deberían volver a normalizarse en un mes o antes, en la medida en que aumente el flujo de azúcar desde los ingenios a los silos portuarios.