Río de Janeiro. La cosecha de café de Brasil, el mayor productor y exportador mundial del producto, podría bajar el ciclo 2014-15, lo que repercutiría en un aumento del precio del grano en el mundo, a la baja los últimos años, dijo este jueves la estatal Compañía Nacional de Abastecimiento (Conab).

Según las proyecciones de la Conab, la cosecha brasileña de café debe caer por un descenso en el área de producción, calculado en 61.105 mil hectáreas, por la inversión de la bienalidad en algunas regiones productoras y por una menor inversión en las tierras, reflejo de la descapitalización de los productos ante los bajos precios del café.

La Conab proyecta que la cosecha cafetera de 2014-15 recoja entre 46,53 millones y 50,15 millones de sacos de café de 60 kilos.

Si se cumplen las previsiones más bajas, la cosecha sería inferior a los 49,15 millones de sacos de 60 kilos obtenidos en el ciclo anterior (5,4% menos), mientras que si se cumplen las más optimistas, habría un crecimiento del 2,02%. Para el café de tipo arábigo, que representa el 75% de la producción total brasileña, la expectativa de la Conab es de entre 35,07 y 37.53 millones de sacos de 60 kilos, un descenso entre 1,98% y 8,38%.

En cuanto a la producción del tipo conilon se calcula entre 11,46 millones y 12,62 millones de sacos de 60 kilos o más, lo que supone un crecimiento de entre 5,46% y 16,15%.

"El resultado se debe, especialmente, a la recuperación de la productividad, que en la cosecha anterior sufrió con la fuerte sequía, y al crecimiento del área de producción, principalmente en Espirito Santo (sureste del país), el mayor productor de coniñon", según el informe de la Conab.

"Con este resultado de esta nueva cosecha, se rompe la tendencia de crecimiento de la producción que, desde la cosecha de 2005, se venía observando en los ciclos de alta bienalidad", apuntó la entidad.