Barcelona (España). El gobierno de Brasil quiere que el 95 % de los ciudadanos tenga un aeropuerto a menos de 100 kilómetros de distancia de su población.

Este es el ambicioso objetivo que se ha fijado Brasil para modernizar y ampliar su red aeroportuaria, que actualmente es "absolutamente insuficiente" para un país de su tamaño, según ha explicado este viernes el ministro de Aviación Civil, Wellington Moreira Franco.

Moreira Franco ha participado hoy en el seminario internacional que organiza en Barcelona el Grupo de Líderes Empresariales (LIDE) de Brasil, que ha reunido a unos 250 empresarios y autoridades de ambos países.

El ministro ha explicado que actualmente operan en Brasil 120 aeropuertos regionales y que la meta es que en los próximos años haya en el país 270 instalaciones de este tipo.

"El objetivo es que el 95 o 96% de los brasileños puedan tener un aeropuerto a menos de 100 kilómetros de su casa. Creemos que esto es posible y necesario", ha apuntado Moreira Franco.

El ministro ha añadido que la lejanía de algunas ciudades de los aeropuertos regionales perjudica la actividad comercial y provoca que los residentes en el interior del país tengan que pagar hasta un 30 % más por billetes de avión que quienes viven en las grandes ciudades.

Y eso, ha apuntado, pese a que el 38% del consumo del país está fuera de las capitales de las regiones metropolitanas y que seis de cada diez brasileños de clase media viven en el interior.