Brasil recibió la autorización para volver a exportar carne condimentada a la Unión Europea (UE) seis años después de que ésta fuera suspendida, informó este martes el Ministerio de Agricultura, Pecuaria y Abastecimiento de Brasil.

La exportación brasileña de carne curada, condimentada y cortada a Europa, conocida como "beef jerky", permanecía suspendida desde 2007, debido a que según las autoridades europeas, Brasil no cumplía con la exigencia de congelación de -80ºC impuesta por el bloque.

Según el Ministerio, gracias a una mayor flexibilidad de las exigencias europeas, Brasil comenzará a exportar de nuevo el producto hacia este destino, compitiendo con Uruguay y Sudáfrica, los principales abastecedores externos de este mercado.

Las negociaciones para flexibilizar las reglas de importación en Europa comenzaron en 2010, según detalló la cartera ministerial, que aseguró que desde entonces, varias misiones europeas visitaron el país para verificar las condiciones en las instalaciones y supervisar el proceso de fabricación.