Sao Paulo. El banco central de Brasil promulgará cambios a principios del próximo año a la manera cómo supervisa al sector bancario, con el fin de simplificar la regulación, dijo su presidente a última hora del jueves.

El presidente del banco central, Alexandre Tombini, dijo en un seminario bancario que el plan busca eliminar los requisitos de información que ya no son útiles en la supervisión de la industria. Declinó detallar los cambios, pero dijo que entrarían en vigor el próximo año.

"Tenemos la intención de poner fin a la presentación de información que se ha vuelto redundante y no contribuye a la supervisión del sector", dijo Tombini.

La decisión se tomó a raíz de una serie de quiebras bancarias que han empañado la credibilidad del banco central como regulador del sector.

Una serie de controles de banco central orientados a mejorar la supervisión de la industria hizo más difícil que los pequeños prestamistas cumplieran con las regulaciones, dijo en junio Antônio Carlos Bueno, presidente del fondo de garantía de depósitos de propiedad privada FGC.

"A medida que la regulación y supervisión del sector financiero evoluciona, también tenemos que evaluar qué tan eficiente son nuestros procesos", agregó Tombini.

Siete bancos han sido liquidados por el Banco Central en los últimos dos años - algunos de ellos a causa de fraudes contables y otros debido a tensiones de liquidez.