Brasilia. El mayor productor mundial de café, Brasil, registraba retrasos en sus exportaciones debido a una congestión en el mayor puerto del país, dijo un grupo de la industria.

La asociación de exportadores de café de Brasil, Cecafé, estimó que debido a la congestión, alrededor de un 10% de las exportaciones del grano no ha salido según lo programado del puerto de Santos, en el estado de Sao Paulo, desde donde se embarca casi tres cuatros del café del país.

La congestión se debe en parte al aumento de las exportaciones de otra cotizada materia prima brasileña, el azúcar, que ha estado embarcándose en contenedores, debido a que la fuerte demanda y el clima húmedo retrasó los cargamentos a granel.

"Estamos experimentando una escasez de contenedores. Los exportadores (de azúcar) han recurrido a sacos y contenedores y con esto la demanda por estos depósitos ha subido a su nivel más alto para el azúcar", dijo Ronaldo Taboada, encargado de logística de la Asociación Comercial Santos, y también exportador de café.

Los problemas de los puertos brasileños quedaron de manifiesto en meses recientes cuando un aumento de la demanda de azúcar provocó enormes filas de más de 120 embarcaciones que esperaron semanas para poder cargar.

Los exportadores dijeron que el mercado del café comenzó a sufrir cuando los contenedores comenzaron a escasear.

"Yo diría que está afectando a alrededor de un 10 por ciento del cargamento, pero en la medida en que pasan los días, es probable que esto aumente", dijo a Reuters el director del Consejo de Exportadores de Café, Guilherme Braga.

Brasil acaba de terminar de recolectar una cosecha estimada oficialmente en 47,2 millones de sacos de 60 kilos y es la principal fuente de granos de café arábigo, mientras que las cosechas centroamericanas aún están en desarrollo. En su mayor parte, son recolectadas entre noviembre y enero.

Aunque con restricciones, las exportaciones de café están a altos niveles, con 3 millones de sacos en septiembre frente a 2,4 millones de sacos en el mismo mes del 2009, que fue un año flojo en el ciclo bienal de los cafetales.