La solución encontrada para rescatar al brasileño Banco PanAmericano de la insolvencia estaba dentro del marco de la ley e impidió un riesgo mayor para el sistema bancario brasileño, dijo este jueves el presidente del Banco Central de Brasil, Henrique Meirelles.

En una audiencia ante el Congreso, Meirelles dijo que las autoridades brasileñas actuaron de forma rápida y eficiente para asegurar que los accionistas del banco y los clientes evitaran pérdidas.

"Los activos de los accionistas y de los clientes fueron preservados", manifestó y agregó que no se utilizaron fondos públicos para esta medida. "Esta fue una solución que recuperó la salud financiera de la institución".

PanAmericano anunció este martes por la noche que había sido instado por las autoridades a cubrir un déficit de 2.500 millones de reales brasileños (US$1.470 millones) en su estado de cuentas.

El banco indicó que el déficit sería cubierto por un depósito del Fondo de Garantías de Brasil que está respaldado por activos de su principal accionista, Grupo Silvio Santos.

El banco central continúa la investigación por posible fraude y malversación de fondos y aún no ha identificado individuos responsables.