Sao Paulo. El gobierno de Brasil dijo este jueves que no permitiría las importaciones de café peruano, revirtiendo la decisión del mes pasado de abrir su mercado a su vecino sudamericano.

El cambio de posición se produce después de que agricultores y políticos de los estados cafetaleros del país advirtieron que las plagas de los cultivos de Perú podrían ingresar a Brasil y cuestionaron que el mayor productor y exportador mundial del grano tenga que importarlo.

"Sería como si Noruega importe bacalao", dijo el senador Ricardo Ferraço de Espíritu Santo, el principal estado productor de grano robusta en el país.

El consejo nacional del café dijo en un comunicado que apoya la decisión publicada en el Diario Oficial de Brasil el jueves. El gobierno había aprobado la importación de café de Perú el 30 de abril.

Los tostadores de café en Brasil habían saludado la potencial importación de los granos peruanos de alta calidad en el país, que además es el segundo mayor consumidor mundial de café.