La Paz. El embajador de Brasil en Bolivia, Frederico Cézar de Araujo, confirmó el viernes que su país está interesado en la industrialización del gas boliviano y de los recursos evaporíticos del Salar de Uyuni, por lo que en marzo dos grandes empresas brasileñas visitarán el país andino amazónico para realizar sus propuestas.

"En marzo vienen a Bolivia dos grandes complejos industriales con la idea de industrializar el gas y explorar la posibilidad de industrialización de los recursos evaporíticos del salar de Uyuni (sudoeste andino), por lo que estamos por proponer a Bolivia la prorrogación de este acuerdo de fortalecimiento del gas porque es útil a los dos países", dijo.

El diplomático señaló que la industrialización de los recursos energéticos de Bolivia incluiría una prórroga en el contrato de exportación de gas natural hacia ese país más allá del 2019, fecha en que concluye.

Según publica el portal HoyBolivia.com, Bolivia y Brasil firmaron en 1999 un contrato de compra venta de gas boliviano, hasta un volumen de 30 millones de metros cúbicos de gas día.

Dijo además que el proyecto incluye la instalación de un polo de gas químico en la localidad de Puerto Suárez (Santa Cruz, este) para la fabricación de abonos que beneficiarían tanto a Bolivia como a Brasil en la producción agrícola.

También aseguró que se transformarán los gases en plásticos de polimetano, un producto altamente industrializable.

En el polo de industrialización de gas en Bolivia se podría invertir entre US$1.500 y US$2.000 millones, significó.

"Este es un proyecto que ya se está discutiendo e incluye la política boliviana de industrializar los productos bolivianos. Esto se interpreta como que seremos socios y no patrones", aseveró el embajador.

Por otra parte, el diplomático aclaró que las recientes declaraciones del presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula Da Silva, sobre la compra de gas boliviano por "solidaridad" hasta concluir el contrato en 2019, fueron malinterpretadas por la prensa boliviana, por lo que en las próximas horas hará una aclaración en un medio impreso local para evitar susceptibilidades de parte del Gobierno boliviano.

"Se han malinterpretado las declaraciones del Presidente Lula, y yo he escrito una aclaración para publicarla en un medio. Cuando el Presidente mencionó solidaridad se interpreta como que seremos socios y no patrones, estamos en ese momento", aclaró.

El embajador señaló que en los últimos días Brasil demandó el máximo del volumen de metros cúbicos de gas boliviano por día convenido, por razones climáticas y por la recuperación de las industrias después de la crisis económica, por lo que aseguró que el acuerdo con Bolivia se mantiene en firme.