Brasil elevará los impuestos a las cervezas y las cervecerías este lunes, parte de los planes para recuperar los ingresos perdidos cuando se redujeron los tributos a las industrias anteriormente este año como parte de un plan para revitalizar la economía, dijo este viernes la autoridad tributaria del país.

Se espera que los impuestos hagan que el precio minorista de la cerveza suba este lunes en promedio  2,15%, dijo Carlos Alberto Barreto, jefe de la agencia tributaria, a Reuters en Brasilia.

El aumento de impuestos, sin embargo, será menos a lo esperado después de que el Gobierno accedió a reducir las tasas propuestas. A cambio, cerveceras como Anheuser-Busch Inbev SA accedieron a metas de empleo e inversión.

El gobierno de Brasil redujo en abril los impuestos a una amplia variedad de productos y recortó los tributos salariales y aranceles a compañías de los sectores automotriz, textil, de plásticos y otras industrias en un esfuerzo por reactivar una economía que casi se estancó el año pasado.

Para compensar parte de los ingresos perdidos, el Gobierno dijo que elevaría los impuestos a la cerveza, el alcohol y el tabaco.

El impuesto sobre una lata o botella de cerveza aumentará a 10,5%, menos que el 10,93% originalmente propuesto. El impuesto a productos industriales y dos tributos sociales aumentarán en 2% cada seis meses durante seis años.

Anteriormente el Gobierno había buscado elevar los impuestos en 6,25% al año durante cuatro años.

Al reducir sus propuestas iniciales, el Gobierno dejará de recibir 76,3 millones de reales (US$37,6 millones) este año y 401,1 millones en 2013.