Bruselas. Anheuser-Busch InBev, la mayor cervecera del mundo, incumplió levemente las expectativas de ganancias porque el costo de su expansión en Brasil contrarrestó el impulso de Estados Unidos, donde reportó su primer incremento en ventas de volumen en tres años.

El fabricante de Budweiser, Stella Artois y Beck dijo el lunes que las tendencias económicas está mejorando en Estados Unidos, el mercado de cerveza más rentable del mundo, gracias a la caída en el desempleo y a una mayor confianza del consumidor.

La compañía dijo, sin embargo, que el incremento en los volúmenes era resultado en gran medida de un invierno cálido y pronosticó una baja en las ventas en Estados Unidos en el segundo trimestre.

"Están diciendo 'no se entusiasmen'. Considero que (volúmenes) planos (en Estados Unidos) para el año completo serían un buen resultado", dijo Andrew Holland, analista de bebidas de Societe Generale.

AB InBev, que obtiene cerca de un 90% de su ganancia en América, depende del mercado de Brasil y de su política de precios y marcas premium en Estados Unidos.

"Vemos una mejora en las tendencias de participación de mercado para las marcas de nuestra cartera (...) Vemos un mercado (con) condiciones generales que mejoran", dijo durante una conferencia Felipe Dutra, jefe de Finanzas de AB InBev, sobre las operaciones en Estados Unidos.

El grupo dijo que una subida en los costos de distribución en Brasil, su segundo mayor mercado, presionó los márgenes en el país, junto con una mayor carga impositiva.

AB InBev dijo que un aumento de un 7,5% en el salario mínimo de Brasil debería ayudar a acelerar el consumo.

AB InBev posee casi un 50% del mercado cervecero en Estados Unidos -el segundo mayor del mundo después de China- y casi un 70% en Brasil.

Caída en acciones.  AB Inbev vendió un 1,8% más de cerveza y otras bebidas en total durante el primer trimestre, mientras que la ganancia neta se disparó un 45% gracias a costos de financiamiento más bajos y una tasa impositiva que fue reducida drásticamente.

Su ganancia antes de impuestos, intereses, depreciaciones y amortizaciones (Ebitda) subió un 7,4% a US$3.550 millones, incumpliendo los pronósticos en parte por ventas y costos de transporte más altos en Brasil.

La única modificación de la compañía a su guía del año completo fue que ahora espera un rango tributario efectivo de un 19 a un 21%, desde un previo de un 21 a un 23%.

Las acciones de AB InBev caían un 1,22% a US%72.

(Reporte de Philip Blenkinsop. Editado en español por Carlos Aliaga y César Illiano)