Sao Paulo. Las ventas de vehículos motorizados en Brasil registraron una leve caída interanual en mayo, luego de que expiraran las exenciones tributarias del gobierno a comienzos de este año.

La Federación Nacional Brasileña de Vehículos (Fenabrave)  informó tarde el martes que se vendieron 235.674 autos y camionetas en mayo, una caída del 0,72% frente a mayo de 2009 y del 10% respecto de abril.

Los consumidores se apresuraron a comprar autos en marzo y mediados de abril antes del vencimiento de un incentivo tributario del gobierno que redujo los precios en hasta 7%.

Si bien la exención tributaria finalizó en marzo, muchas concesionarias siguieron implementando descuentos en los precios durante los primeros días de abril.

El incentivo se implementó en 2009 en un esfuerzo por estimular la economía local y el sector industrial.

Si se incluyen los camiones y buses en las cifras, las ventas de mayo sumaron un total de 250.984 unidades, un caída del 9,66% mensual.