Sao Paulo. Las ventas de automóviles y vehículos comerciales livianos en Brasil marcaron un récord por cuarto año consecutivo en el 2010, de la mano de un auge en el crédito que ha convertido al país en un gran mercado para los fabricantes globales de autos.

Las ventas de autos y camiones ligeros treparon  10,6% en el 2010 frente al 2009, cerrando en un récord de 3,3 millones de unidades, dijo este lunes a Reuters una fuente con conocimiento de las cifras.

Fiat lideró las ventas en Brasil en el 2010, con 760.495 unidades, un 3,2% más que en el 2009, seguida por Volkswagen, con 700.354 unidades, un 2,3% más que el 2009.

Sólo en diciembre se vendieron 361.300 vehículos, también un récord mensual, agregó la fuente.

Fabricantes internacionales de automóviles como la italiana Fiat SpA, la alemana Volkswagen AG y las estadounidenses General Motors Co y Ford Motor Co se han apoyado en la bonanza de ventas en Brasil para compensar la debilidad de los mercados en países desarrollados.

El país atrajo recientemente a fabricantes chinas y nuevas inversiones de empresas japonesas y francesas que buscan apropiarse de parte del mercado.

Fiat lideró las ventas en Brasil en el 2010, con 760.495 unidades, un 3,2% más que en el 2009, seguida por Volkswagen, con 700.354 unidades, un 2,3% más que el 2009, afirmó la fuente.

General Motors comercializó 657.700 unidades, un 10,4% más que en el 2009, mientras que las ventas de Ford saltaron 10,6% en el 2010, a 336.281 autos.

Fenabrave, la asociación que reúne a las concesionarias del país, dará a conocer las cifras oficiales para diciembre y el conjunto del 2010 esta semana.