La brasileña Braskem, la mayor petroquímica de América Latina, reportó una pérdida neta en el segundo trimestre de 1.030 millones de reales (US$508 millones), comparada con una ganancia de 420 millones de reales del mismo período del año anterior, según documentos presentados el martes.

La ganancia de Braskem antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización, un indicador de la ganancia operativa conocido como EBITDA, bajó un 27% a 845 millones de reales (US$417,7M).

La compañía informó además que su consejo de administración aprobó la creación del cuarto programa de recompra de acciones, con el objetivo de adquirir hasta un 5% de los papeles preferentes clase "A" en circulación.