Río de Janeiro. La multinacional cárnica brasileña Brasil Foods (BRF), mayor exportadora de pollo del mundo, anunció este jueves que concederá vacaciones colectivas a 3.500 de sus empleados en Brasil para adaptar la producción  "a ajustes para atender la demanda" , tras la suspensión de las exportaciones a la Unión Europeas el mes pasado decretada por el gobierno brasileño, informó la compañía.

En un comunicado, BRF aseguró que dará 30 días de vacaciones forzadas a más de 3.500 empleados de sus plantas en Río Verde (estado de Goiás, centro de Brasil) y Carambeí (Paraná, sur), elevando el total de empleados afectados por las medidas de ajuste de producción a 7.000.

BRF aseguró que  "considera la necesidad de adaptaciones en el planeamiento de producción, fruto de ajustes para atender la demanda" . La empresa procesa 7 millones de aves al día entre todas sus plantas.

El ajuste en la producción de la mayor exportadora de carne de pollo del mundo llega después de que el Ministerio de Agricultura anunciara el 16 de mayo que suspendía los certificados para que BRF exportara a la Unión Europea tras una investigación que descubrió irregularidades en el análisis sanitario de productos alimentarios.

BRF acumuló pérdidas en los últimos dos años cercanas a los 1.500 millones de reales (unos US$454,5 millones).