Sao Paulo. La siderúrgica brasileña CSN elevó este viernes su oferta por la cementera portuguesa Cimpor y abandonó su idea de ganar un control total sobre la compañía para conseguir la aprobación de los accionistas.

La acería Companhia Siderúrgica Nacional, con sede en Sao Paulo, aumentó en 7,4% su oferta por Cimpor, a 6,18 euros por acción, desde los 5,75 euros ofrecidos el 18 de diciembre, dijo CSN en un comunicado presentado a los reguladores del mercado.

CSN también dijo que ahora procurará comprar un tercio más uno de las acciones de Cimpor, en vez del control total, como declaró en diciembre, según el comunicado.

El valor de la transacción podría sumar 1.390 millones de euros (US$1.900 millones), según cálculos de Thomson Reuters basados en datos sobre las acciones preferenciales de Cimpor.

Los analistas habían elogiado al presidente de CSN, Benjamin Steinbruch, por evitar entrar en una guerra de ofertas por la empresa portuguesa con sus rivales brasileños Votorantim y Camargo Correa.

Tanto Votorantim como Camargo han anunciado en las últimas semanas la compra de participaciones de 17 y de casi 29% en Cimpor, respectivamente.

Según la ley portuguesa sobre adquisiciones hostiles, una empresa puede tener una participación de hasta 33% en otra sin estar obligada a realizar una oferta de compra hostil.

Si la participación es mayor a eso, debe presentarse una propuesta. CSN tenía hasta más tarde en el día para mejorar su oferta original.