Santiago. El fabricante brasileño de aeronaves Embraer declaró este miércoles que recibió órdenes por cazas livianos Super Tucano por US$180 millones de Burkina Faso, Angola y Mauritania para misiones de control fronterizo y contra la insurgencia.

Burkina Faso ya ha recibido tres aviones para misiones de patrullaje fronterizo y la Fuerza Aérea de Angola pidió seis cazas Super Tucano, de los cuales los primeros tres serán entregados este año, según anunció Embraer durante la Feria Internacional del Aire y del Espacio de Chile (Fidae).

La compañía no reveló cuántos aviones ordenó Mauritania.

Los pedidos ayudan a impulsar el programa de los Super Tucano después de que la Fuerza Aérea de Estados Unidos canceló inesperadamente una orden por 20 aviones el mes pasado, que iban a estar destinados a misiones de apoyo en su lucha contra insurgentes en Afganistán.

Con los pedidos anunciados, ahora son nueve fuerzas aéreas las que han ordenado aviones Super Tucano en Latinoamérica, Africa y el sudeste asiático.

El director de la unidad de defensa de Embraer, Luiz Carlos Aguiar, manifestó en enero que la compañía apuntaba a cerrar contratos con otros países de la OTAN.