Sao Paulo. La aerolínea brasileña Gol duplicó sus pérdidas en el segundo trimestre respecto al mismo período del año pasado, impactada por la depreciación del real ante el dólar y los elevados costos del combustible.

Con este resultado, la compañía estima que cerrará el 2012 con un margen de ganancia operacional negativo.

La segunda mayor compañía aérea de Brasil finalizó el segundo trimestre con una pérdida neta de 715,1 millones de reales, prácticamente el doble del resultado negativo de hace un año de 358,7 millones de reales.

De este modo, Gol cerró el primer semestre con una pérdida neta de 756,5 millones de reales, más del doble del rojo de 289,31 millones de reales en el mismo período del 2011.

Analistas consultados por Reuters estimaban, en promedio, una pérdida neta de 292,1 millones de reales en el segundo trimestre.

En un sondeo a clientes, analistas de BTG Pactual calificaron los resultados de Gol como "uno de los trimestres más débiles en la historia de la compañía".

"A pesar de que los resultados de Gol pueden mejorar por una estacionalidad mejor -ya que el segundo trimestre es el más débil- y esfuerzos para mejorar ingresos y costos, las tendencias operacionales siguen siendo magras", escribieron los analistas en un informe.

"El resultado inferior al esperado en el segundo trimestre nos impide ser más positivos en este momento", agregaron.

La compañía revisó sus estimaciones de desempeño para el 2012 y ahora espera cerrar el año con un margen operacional (EBIT) negativo, ante la perspectiva previa de un margen de un 4 a un 7 por ciento.

El trimestre pasado, el margen EBIT fue negativo en un 19,4 por ciento, mientras que en el semestre fue de un -8,7 por ciento.

"Los altos costos del combustible, la depreciación del real frente al dólar que impacta directamente en un 55 por ciento de los gastos operacionales de la compañía, y el incremento de los costos con tarifas relacionadas a las operaciones aéreas en Brasil impactaron significativamente los resultados de Gol y del sector aéreo nacional", afirmó la compañía.

El balance fue firmado por el nuevo presidente ejecutivo de la compañía, Paulo Sérgio Kakinoff.

Gol también revisó su expectativa de demanda en el mercado doméstico en el 2012 a un crecimiento de entre un 6 y un 9 por ciento, contra la expectativa previa de una expansión de entre un 7 y un 10 por ciento.