Sao Paulo. La brasileña JBS, el mayor productor de carne vacuna del mundo, reportó una ganancia neta del primer trimestre, frente a una pérdida un año atrás, gracias a un aumento de las ventas y a recortes de costos en su división estadounidense.

Las ganancias netas totalizaron 99,4 millones de reales (US$55,9 millones), frente a una pérdida neta de 322,7 millones de reales (US$181,5  millones) un año atrás, declaró JBS.

Las ventas saltaron 35,4% interanual, a 12.550 millones de reales (US$7.058,5 millones).

Las ventas lograron más que duplicarse en su división del Mercosur, que vende carne en Brasil, Argentina, Uruguay y Paraguay.

Las ganancias antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización (EBITDA, por su sigla en inglés) crecieron a más del doble, 862 millones de reales (US$484,8 millones), gracias a que JBS redujo costos de transporte, embalaje y otros gastos en su unidad de carnes de Estados Unidos.