Sao Paulo. La empresa brasileña de alimentos Marfrig registró en el tercer trimestre una pérdida neta de 30,1 millones de reales (US$17,3 millones), lo que se compara con el beneficio de 200,5 millones de reales durante el mismo período del año pasado.

Marfrig, que es una de las mayores procesadoras de carne de Brasil, atribuyó la merma en el resultado a los mayores gastos financieros del período relacionados con la adquisición de la estadounidense KeyStone Foods en junio.

La compañía informó este martes por la tarde ingresos en el tercer trimestre de 3.850 millones de reales, un incremento interanual del 60,5%, impulsado por las ventas de carne y avícola tanto en Brasil como en el extranjero.

La ganancia antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización, o Ebitda, declinó levemente en el trimestre a 271,5 millones de reales, en comparación con los 272,5 millones de reales.

En el trimestre, Marfrig invirtió 143 millones de reales para mantener, modernizar y expandir sus divisiones operativas en 23 países, indicó la empresa.