Río de Janeiro. La brasileña OGX, brazo de petróleo del grupo EBX del empresario Eike Batista, anunció el miércoles el hallazgo de indicios de petróleo en el bloque BM-C-37, en aguas superficiales de la cuenca de Campos.

OGX divide es bloque en partes iguales con la danesa Maersk Oil, que es la operadora.
El pozo exploratorio donde tuvo lugar el hallazgo, bautizado como Carambola-A (1-MRK-3/4P-RJS), es el primero de dos pozos a ser perforados en el bloque.

La primera perforación fue concluida a una profundidad total de 3.400 metros bajo el nivel del mar.

"(...) Fueron identificados hidrocarburos en reservas arenosas de la sección santoniana que suman alrededor de 14 metros de 'net pay' potencial y en reservas carbónicas de las secciones albiana y aptiana, presentando 'net pays' potenciales de alrededor de 43 y 12 metros, respectivamente", dijo OGX en un comunicado divulgado el miércoles.

El pozo Carambola-A está emplazado a aproximadamente 74 kilómetros de la costa de Río de Janeiro, donde la lámina de agua es de aproximadamente 134 metros.

La sonda Blackford Dolphin inició las actividades de perforación el 3 de noviembre del 2010 y será desplazada cerca de 4 kilómetros al norte para perforar el pozo exploratorio Carambola B, dijo OGX.