Sao Paulo. La gerencia de la brasileña Oi propondrá que el directorio de la empresa de telefonía aumente el tamaño de una inyección de capital a 9.000 millones de reales (US$2.800 millones) en un esfuerzo por salir más rápido de la protección contra bancarrotas, reportó el miércoles O Estado de Sao Paulo.

El accionista minoritario Nelson Tanure, que posee una participación de 6,5% con derecho a voto a través del fondo Société Mondiale, convenció al grupo de seis firmas de inversión a inyectar capital adicional a Oi, dijo Estado, sin identificar sus fuentes.

El plan inicial era por 8.000 millones de reales (US$2.528 millones).

Entre los fondos figuran Solus Alternative Asset Management LLC, Centerbridge Partners LLC y Silver Point Capital LLC, de acuerdo a la publicación, que añadió que la gerencia presentará el nuevo plan la tarde del miércoles.

Oi no comentó esta información y los esfuerzos para contactar a los fondos no dieron resultados.

La reorganización judicial de Oi, el mayor caso de protección antiquiebras en Brasil a la fecha, ha estado marcada por una serie de disputas entre los acreedores y accionistas respecto al destino del cuarto operador de telefonía móvil del país sudamericano.