Sao Paulo. El Grupo Pão de Açúcar, el minorista diversificado más grande de Brasil, reportó un aumento del 26% en sus ganancias del primer trimestre gracias a un aumento de ventas y márgenes de beneficios en sus unidades mayoristas.

Las ganancias del minorista subieron a 167 millones de reales (US$87 millones) desde los 132 millones de reales del año previo (US$68,4 millones), según documentos presentados el lunes a las autoridades, pero no alcanzó las estimaciones de 177 millones de reales (US$91,7 millones) de un sondeo Reuters a cuatro analistas.

La escala dominante de Pão de Açúcar y sus incansables recortes de costos la han ayudado a aumentar su rentabilidad en un momento en que se espera que los márgenes de beneficios de sus rivales sean menores.

La minorista, controlada por la francesa Casino Guichard Perrachon y la familia brasileña Diniz, dijo el mes pasado que las ventas brutas comparables crecieron un 9,6% respecto al año anterior.

En momentos en que funcionarios del gobierno fomentan el crecimiento del crédito para impulsar la demanda y se espera que el banco central rebaje las tasas de interés a mínimos récord, ejecutivos de Pão de Açúcar dijeron que están buscando aprovechar la próxima ola de crecimiento de Brasil impulsado por el consumo.

El grupo planea aumentar sus inversiones en un 24% este año respecto al 2011.

Los ingresos antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización, una medición del beneficio operativo conocida como Ebitda, subieron un 30% respecto al año anterior a 758 millones de reales, superando la estimación de 732 millones de reales.

El Ebitda como una porción de los ingresos totales, una medición de la rentabilidad conocida como margen Ebitda, subió 0,8 puntos porcentuales a 6,2%, gracias en parte a mayores márgenes en sus tiendas mayoristas Assai, de rápido crecimiento.

Casino ha dicho que ejercerá su derecho a convertirse en el único accionista controlador de Pão de Açúcar de en junio.

La minorista francesa ha aumentado su control de la compañía desde que el presidente y miembro de la familia fundadora Abílio Diniz intentó organizar una fusión con Carrefour, el archirrival de Casino, en mayo del año pasado.