Río de Janeiro. La estatal Petróleo Brasileiro (Petrobras), confirmó este miércoles que no logró llegar a acuerdo con el gobierno de Ecuador sobre nuevos contratos de servicios petroleros.

Sin embargo, Petrobras indicó que mantendrá una presencia en la compañía a través de la operación de un oleoducto de crudo pesado. El anuncio se realizó a través de la filial Petrobras Argentina de la compañía, que controla los activos de Petrobras en Ecuador.

"Esto no afecta las relaciones futuras con el gobierno ecuatoriano", señaló el titular de Petrobras, José Sérgio Gabrielli, a la prensa en São Paulo. "Simplemente no aceptamos las condiciones. Fue una decisión económica, pero nuestra relación con Ecuador no se vio afectada".

Este martes en la tarde, el gobierno ecuatoriano informó que había alcanzado acuerdos para modificar los contratos con cinco petroleras extranjeras, transformándolos en contratos de servicio que otorgan a la administración del presidente Rafael Correa un mayor control sobre el petróleo del país.

Cuatro compañías, entre ellas Petrobras, declinaron firmar los contratos de servicios petroleros y se verán obligadas a entregar sus operaciones al gobierno, dijo Wilson Pástor, ministro de Recursos Naturales no Renovables de Ecuador. Las compañías recibirán un pago por sus activos, indicó.

Petrobras produce cerca de 19.50 barriles diarios en Ecuador.