Río de Janeiro. La petrolera estatal brasileña Petrobras está importando un cargamento de gasolina para satisfacer la fuerte demanda doméstica por combustible, dijo este viernes el director de abastecimiento de la compañía, Paulo Roberto.

El cargamento debería proveer diez días de abastecimiento de gasolina y llegará a Brasil el 15 de abril, sostuvo el ejecutivo, quien agregó que el combustible sería mantenido en almacenamiento en caso de que se necesite.

Costa no entregó el volumen exacto del cargamento.

En 2010, la demanda por gasolina en Brasil fue de alrededor de 400.000 barriles diarios, lo que significa que diez días de abastecimiento deberían ser equivalentes a cerca de 4 millones de barriles.

"No habrá escasez de gasolina en el mercado brasileño", dijo Costa.

Los conductores han buscado cada vez más gasolina debido a altos precios por etanol de caña de azúcar, que puede ser usado en vez de gasolina en la flota de automóviles "flex" del país.

El crecimiento económico también impulsó una mayor compra y uso de automóviles particulares.

Las ventas de gasolina de Petrobras crecieron un 17,8% interanual en el mercado interno en 2010.

El año pasado, Brasil importó gasolina por primera vez en décadas, cuando una floja cosecha de caña de azúcar elevó los precios del etanol en las gasolineras.

Un agudo abandono del etanol en las últimas dos semanas ha creado pequeños cuellos de botella en la distribución de gasolina que han dejado a algunas estaciones sin combustible, dijo Alisio Vas, de la asociación de distribuidores de combustible de Brasil, Sindicom.

Vas sostuvo que los conductores a veces tienen que visitar varias estaciones de servicio para encontrar combustible, pero agregó que el mercado en general está bien abastecido.

Además, espera que la situación se alivie en mayo, cuando la producción de etanol aumente con el comienzo de la cosecha de caña de azúcar.