Sao  Paulo. La petrolera estatal brasileña Petrobras quiere comprar menos equipamiento de empresas locales porque los precios no son competitivos, publicó el lunes el periódico Folha de S.Paulo sin citar a su fuente de información.

Petrobras quiere recortar el porcentaje de contenido producido localmente que debe usar en sus servicios y suministros a un 35% desde un 65%, para lo que ha citado la incapacidad de los servicios petroleros domésticos de satisfacer la demanda y producir equipamiento en forma eficiente, dijo el diario.

Funcionarios de la firma con sede en Río de Janeiro pidieron al gobierno que modifique los llamados objetivos de nacionalización, o el porcentaje mínimo de contenido local para el suministro de Petrobras, sostuvo Folha.

Los llamados realizados a una portavoz de Petrobras en Río de Janeiro para comentar la información no fueron contestados de inmediato.

El plan señala un cambio en la postura de Petrobras sobre el tema desde que asumió la presidenta Dilma Rousseff a comienzos de mes.

La compañía planea gastar US$224.000 millones hasta el 2014 para desarrollar enormes hallazgos petroleros y el suministro de equipamiento a tiempo es clave para su intento por más que doblar su producción a casi seis millones de barriles de crudo equivalentes al 2020.

Durante el Gobierno del predecesor y mentor político de Rousseff, el ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva, Petrobras hizo explícito su compromiso con el desarrollo económico al prometer un aumento de las compras de plataformas petroleras domésticas en astilleros locales.

Lula a menudo presionó a Petrobras para incrementar las compras locales a un 100 por ciento del suministro total, informó Folha.