Reuters. TAM, la mayor línea aérea de Brasil, recortó este lunes su previsión de demanda por viajes para este año y anunció que reducirá aún más el tamaño de su flota, lo que apunta a que una desaceleración de la economía afectará a los ingresos.

La previsión de crecimiento de la demanda, en ventas por pasajero y kilómetro, bajó a entre un 8 y un 12%, desde un 16% del 2011, según una presentación de la empresa al regulador.

Las estimaciones de expansión de la empresa en 2011 estaban entre un 15 y un 18%.

TAM, que tiene su sede en Sao Paulo, reportó además una baja de su ganancia neta de un 36,4% a 95,5 millones de reales (US$56 millones) en el cuarto trimestre.