Sao Paulo. La empresa brasileña TIM Participações despidió a 1.700 empleados de su centro de atención telefónica, dijeron este lunes representantes del sindicato, lo que destaca los esfuerzos de la compañía por reducir costos en medio de la peor recesión en el país en décadas.

TIM, la unidad brasileña de telefonía de Telecom Italia, no hizo comentarios sobre los despidos, pero dijo que la reorganización de su centro de atención de llamados forma parte de un plan de eficiencia con el que busca ahorrar 1.000 millones de reales (US$303 millones) en costos para el 2017.

En las ciudades de Curitiba y Recife, donde se llevaron a cabo los despidos, la compañía y los sindicatos dijeron que negociaron extensos beneficios para los trabajadores despedidos, que incluyen una cobertura de salud hasta fines del 2016.

En enero de este año, el presidente ejecutivo de Telecom Italia, Marco Pauano, negó rumores de una posible fusión de su filial TIM Participações con la rival Oi, y dijo que son "sólo especulaciones".

La declaración del ejecutivo se produjo luego de que fuentes con conocimiento directo del tema afirmaron a Reuters que Oi, la operadora de telefonía más endeudada de Brasil, inició conversaciones con Telecom Italia sobre una potencial fusión, y que las discusiones se centraban inicialmente en asuntos de gobierno corporativo.