Rio de Janeiro. Los accionistas del gigante minero brasileño Vale han escogido a un nuevo directorio que incluye a un aliado cercano de la presidenta Dilma Rousseff, dijo este martes la compañía, semanas después de que designó a un nuevo presidente ejecutivo bajo presión.

El nuevo directorio incluye a Nelson Barbosa, secretario ejecutivo del ministerio de Finanzas, un asesor cercano de Rousseff que la acompañó en un reciente viaje a China.

Su nuevo papel podría señalar una mayor intervención del gobierno en la mayor minera de hierro del mundo.

Líderes estatales han criticado durante años al saliente presidente ejecutivo Roger Agnelli por no invertir lo suficiente en acero ni ayudar al desarrollo económico del país.

Agnelli será reemplazado en mayo por el ex ejecutivo de Vale Murilo Ferreira.

El gobierno tiene una influencia indirecta en Vale, que fue privatizada en 1997, a través de accionistas clave que incluyen al estatal banco de desarrollo Bndes y a fondos de pensión relacionados con el Estado.