Brasilia. El gigante brasileño de la minería Vale está cerca de unirse a un consorcio que construirá la controvertida represa Belo Monte de US$17.000 millones en la región del Amazonas, dijo una fuente en el grupo a Reuters.

Vale posiblemente tomaría una participación del 9% en el proyecto que está en manos de una filial de la firma de empacamiento de carne Bertin, que anunció su retiro del proyecto en febrero, dijo la fuente.

"El acuerdo debería concluir dentro de 30 días", dijo la fuente del consorcio Norte Energia.

Un portavoz de Vale, la mayor productora de mineral de hierro del mundo, dijo que la firma aún está analizando el proyecto y no entregó más detalles.

Vale designó este mes a Murilo Ferreira como su nuevo jefe ejecutivo para reemplazar a Roger Agnelli, cuya relación con el Gobierno se arruinó cuando los políticos dijeron que la firma no invertía suficiente en Brasil.

Se espera que Vale consiga el derecho de usar una porción de los previstos 11.200 megavatios de poder que Belo Monte producirá, lo que la convertiría en la tercera represa hidroeléctrica más grande del mundo.

La firma minera fue parte de otro consorcio que perdió la subasta por el proyecto hace un año.

La decisión del Gobierno de Brasil de seguir adelante con la construcción de la represa ha provocado protestas en el país y el extranjero por el tremendo impacto del proyecto en el medio ambiente y para las tribus nativas en la región selvática.

El consorcio Norte Energia que construye la represa está liderado por la firma energética estatal brasileña Eletrobras.