Sao Paulo. El Banco Bradesco presentará una franquicia totalmente digital esta semana llamada Next, lo que marca la mayor campaña de parte de un gran prestamista de Brasil para competir con empresas tecnológicas financieras.

Dirigida a los brasileños de entre 18 y 34 años con conocimientos tecnológicos, Bradesco se está asociando con grandes marcas como Apple Inc, Uber Technologies Ltd y Xbox de Microsoft Corp para ofrecer beneficios en planes que cuestan entre 20 a 40 reales (US$6 a US$12) al mes.

En una entrevista, el vicepresidente de tecnología del banco, Mauricio Minas, dijo que la eficiencia de Next al ser completamente digital le permite ofrecer tasas más bajas que las que cobran las sucursales físicas.

Aún así, Minas descartó la idea de combatir a rivales del sector tecnológico financiero eliminando cargos u ofreciendo las mejores tasas de interés posibles.

"Aquellos que tienen tasas de interés muy bajas no se sostienen en el tiempo. Next no será irracional con las tasas", comentó.

La nueva iniciativa de Bradesco es sólo el más reciente ejemplo de cómo grandes bancos brasileños se están viendo forzados a reducir costos e innovar mientras confrontan la amenaza de las empresas tecnológicas financieras, de rápido crecimiento.

La semana pasada, el nuevo emprendimiento brasileño Nubank dijo que se expandirá desde el sector de tarjetas de crédito al de cuentas digitales, lo que permitirá a los usuarios realizar transferencias, pagar cuentas y ganar más intereses que una cuenta de ahorro promedio.