Sao Paulo. El banco brasileño Itaú, el mayor privado del país, expandirá su propuesta de protección al capital de inversión a otros países de América Latina después de su consolidación en el mercado local, informaron hoy en Sao Paulo representantes de la entidad bancaria.

El llamado COE (Certificado de Operaciones Estructuradas), un tipo de inversión de protección de capital y de riesgo controlado, está disponible desde enero pasado en Brasil para los servicios Itaú Personnalité e Itaú Private Bank y comenzará a ser promovido en países de la región como Perú, Colombia y Chile, entre otros.

Considerado como un tipo de inversión de mayor flexibilización, con un valor promedio de 100.000 reales (unos US$40.535) y plazos variables, la rentabilidad del COE depende del límite fijado para el lucro, de captaciones en la bolsa de Sao Paulo y de los parámetros de tasas cambiarias y de inflación.

"Si uno compra un producto que vencerá dentro de un año, uno no lo hace pensando en retirarse a mitad del camino" y así, con la inversión protegida, existe más "transparencia" para la aplicación de la inversión, comentó a periodistas en Sao Paulo Charles Ferraz, responsable de la estrategia de inversiones del banco.

La propuesta fue consolidada en bancos de Norteamérica y Europa, pero en el caso de Brasil y otros países de la región puede ganar más fuerza porque este tipo de aplicaciones de "forma protegida", apuntó el ejecutivo, "no tienen sorpresas".

"El inversor sabe exactamente cuál es el resultado en su escenario económico" que contrató, completó Ferraz.