Brasilia, EFE. El Gobierno del Distrito Federal de Brasilia revirtió hoy la cancelación del proyecto para dotar a la capital de Brasil de un tren ligero, con un coste calculado en unos US$200 millones, y convocó a las empresas nacionales y extranjeras a una licitación.

Según las autoridades, las empresas interesadas deberán presentar sus propuestas el 19 de abril próximo.

La licitación incluirá la ejecución de las obras civiles y el suministro de los vehículos, mientras que posteriormente saldrá a concurso la operación del sistema.

En una primera fase, el tren ligero unirá el aeropuerto con la zona central de la ciudad, un tramo que deberá comenzar a operar en 2015.

La obra formaba parte de los planes para mejorar el transporte en la capital brasileña con vistas al Mundial de fútbol del 2014, que tendrá a Brasilia como una de sus doce subsedes, pero fue suspendida en septiembre pasado debido a sospechas de irregularidades en el proyecto inicial.

El primer proyecto contaba con apoyo del Banco Mundial (BM) y de la Agencia Francesa de Desarrollo, que en 2009 se comprometió a financiar parte de las obras.

Ese acuerdo con Francia se anunció el 7 de septiembre de 2009, en el marco de una visita al país del entonces presidente galo, Nicolás Sarkozy, quien ese mismo día recorrió una exposición en la que era exhibido un modelo de tren ligero que ofrecía una empresa francesa.

El proyecto, sin embargo, cayó en desgracia con una serie de denuncias de corrupción que afectaron al gobernador de Brasilia en la época, José Roberto Arruda, quien finalmente fue destituido por su supuesta responsabilidad en un escándalo de sobornos.