Londres. El crudo Brent subía arriba de los US$111 este viernes pues unos comentarios desde Irán, de que el país podría frenar las exportaciones de petróleo a la Unión Europea (UE), intensificaron las preocupaciones sobre la seguridad del suministro.

Aparte, unos datos positivos de Estados Unidos también ofrecían respaldo al barril.

El crudo tipo Brent ganaba 55 centavos a US$111,34 por barril a las 10:34 GMT, y en la semana acumula un alza de 1,4%, tras dos semanas de pérdidas.

El petróleo referencial de Estados Unidos ganaba 57 centavos a US$100,27 y apunta a un alza semanal del 1,2%, también revirtiendo dos semanas de caídas.

Una ley que va a ser debatida este domingo en el parlamento iraní podría interrumpir las exportaciones de petróleo a la Unión Europea incluso a partir de la próxima semana, informó este viernes la agencia de noticias semioficial Fars, citando a un diputado.

Si Irán detiene las exportaciones de crudo a la UE antes de julio, cuando entra en vigor una prohibición europea a las compras del petróleo iraní, podría causar problemas para algunos países.

Sin embargo, los analistas eran escépticos de que esto pudiera ocurrir.

"Creo que son solo amenazas", dijo el analista de CMC Markets, Michael Hewson, agregando que "dejaría sin tiempo a algunos países que deben encontrar fuentes alternativas para cubrir sus necesidades de energía, pero Irán necesita el dinero del petróleo y tardará en hallar compradores alternativos en Asia".

Además, sostuvo que un panorama más positivo para la economía global también ayudaba a apuntalar los precios.

Los valores podrían tener más respaldo cuando a las 13:30 GMT salgan las cifras del Producto Interno Bruto (PIB) de Estados Unidos.