Londres. El petróleo caía este martes, luego de que Noruega puso fin a una huelga que amenazó con detener su producción de crudo y tras conocerse que China compró menos combustible.

El petróleo Brent bajó más de US$2 en las operaciones asiáticas a un mínimo de US$98,22, después de que el gobierno noruego intervino y puso fin a una huelga que amenazaba con paralizar la producción de crudo del país.

La huelga de trabajadores de plataformas costa afuera empezó el 24 de junio y recortó el bombeo del octavo mayor exportador de crudo del mundo en un 13%, lo que impulsó al petróleo sobre los US$100 el lunes.

A las 12:29 GMT, el Brent caía US$1,55, a US$98,76 el barril.

Los futuros del petróleo en Estados Unidos bajaban 87 centavos, a US$85,13.

Las importaciones del segundo mayor consumidor mundial de petróleo, China, cayeron en junio a su menor nivel del año debido a que las refinerías recortaron sus compras en medio de una desaceleración de la demanda por petróleo.

China representó más de la mitad del crecimiento de la demanda mundial de petróleo el año pasado.

Se espera que China difunda su dato de producto interno bruto esta semana, que podría mostrar su expansión más débil en tres años. Si se confirma, el gobierno podría lanzar medidas para impulsar la economía, lo que podría ayudar al petróleo.

Los precios podrían recibir apoyo de una baja en los inventarios estadounidenses de crudo. El mercado espera que las existencias de petróleo de ese país caigan por tercera semana seguida ante menores importaciones y una mayor actividad de refinerías, según un sondeo de Reuters.