Singapur/Londres. El Brent subía cerca del 1% a casi US$110 por barril este miércoles, en una sesión con escasas operaciones en la que los inversores se aferraban a las esperanzas de que legisladores estadounidense logren un acuerdo de último minuto para evitar una crisis fiscal en el mayor consumidor mundial de crudo.

El presidente estadounidense Barack Obama retornaría a Washington este miércoles por la tarde para abordar las inconclusas negociaciones sobre el "abismo fiscal" con el Congreso antes de que entren en rigor fuertes recortes en el gasto y alzas impositivas el uno de enero del 2013.

El crudo Brent ganaba 81 centavos, a US$109,61  por barril a las 12:30 GMT, luego de cerrar con baja de 17 centavos el lunes, el último día de negociaciones antes de Navidad.

El petróleo estadounidense subía a US$89,16, un alza de 55 centavos respecto al cierre del lunes.

El viernes, el petróleo cayó más del 1% después de que las conversaciones sobre el abismo fiscal se disolvieron cuando legisladores republicanos rechazaron respaldar una propuesta, aunque muchos inversores dudan que los legisladores corran el riesgo de arrastrar a la frágil economía estadounidense a otra recesión.

Para algunos inversores lo más prometedor es una tregua que frene las alzas de impuestos y recortes de gastos en busca de ganar tiempo para negociar una solución consensuada de largo plazo.

El petróleo también era apuntalado por expectativas de que el nuevo primer ministro de Japón, Shinzo Abe, impulse una audaz política monetaria para sacar a la economía del tercer consumidor mundial de crudo de una deflación.

El petróleo también era apoyado por las tensiones en Oriente Medio.

El enviado internacional Lakhdar Brahimi impulsó el martes nuevos esfuerzos de mediación en Damasco pero no había pausa en el derramamiento de sangre en un día en el que los cristianos sirios conmemoraban la Navidad con tristeza y oraciones por la paz.