Londres. El petróleo Brent operaba estable este martes, en torno a los US$11 por barril, apoyado por el acuerdo que los líderes europeos y el Fondo Monetario Internacional (FMI) alcanzaron sobre la deuda de Grecia, aunque los temores por una eventual crisis fiscal en Estados Unidos pesaban sobre el ánimo del mercado.

El petróleo Brent caía ocho centavos, a US$110,84 el barril a las 10:33 GMT, tras haber alcanzado un máximo de sesión de US$ 111,36 más temprano.

El crudo estadounidense subía cinco centavos, a US$87,79 por barril.

Los ministros de Finanzas de la zona euro y el Fondo Monetario Internacional alcanzaron el lunes un acuerdo para reducir la deuda de Grecia, en un paso significativo para liberar un tramo de los préstamos que Atenas necesita con desesperación para evitar la bancarrota.

Esto impulsó inicialmente a los mercados financieros. El euro subió y las acciones europeas alcanzaron máximos de casi tres semanas.

Pero posteriormente los operadores de petróleo se tornaron cautos debido a que la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico redujo sus previsiones del crecimiento global, advirtiendo que la crisis de la deuda en la zona euro, una región golpeada por la recesión, es la mayor amenaza para la actividad mundial.