Londres. El crudo Brent se acercaba el jueves a los US$108 por barril ya que la violencia en Irak generaba temores de una mayor alteración del flujo de petróleo desde Oriente Medio, en momentos en que la tensión política sigue muy alta en la región.

* Una ola de atentados con bombas estremeció el jueves a Bagdad, matando al menos a 57 personas en el primer ataque grande en la capital iraquí desde que estalló una crisis entre el Gobierno liderado por los musulmanes chiítas y sus rivales sunitas tras la retirada de las tropas de Estados Unidos.

* Los atentados representan la primera señal de un aumento de la violencia después de que el primer ministro Nuri al-Maliki buscó desplazar a dos líderes sunitas clave en el país, que bombeó 2,67 millones de barriles por día en noviembre, de acuerdo con un sondeo de Reuters.

* Los analistas creen que el petróleo seguirá caro debido a las preocupaciones sobre el abastecimiento de productores como Irak y Kazajistán, y a la posibilidad de que las sanciones puedan reducir las exportaciones iraníes.

* En Kazajistán, KazMunaiGas Exploration Production dijo que preveía cumplir su reducida meta de producción de petróleo para el año después de que la policía emplazó seguridad armada alrededor del yacimiento más cercano al sitio de unas protestas de esta semana.

* "Los acontecimientos geopolíticos apuntalan al petróleo", dijo David Wech, jefe de análisis de la consultora JBC Energy en Viena. "Hay una clara prima de riesgo en el mercado".

* Los futuros del crudo Brent para febrero subían 57 centavos hasta US$108,28 por barril aunque luego se cotizaban a alrededor de US$107,80 a las 1025 GMT.

* El petróleo estadounidense ganaba 20 centavos a US$98,87.