Londres. El crudo Brent se mantenía estable arriba de los US$110 este martes, cuando las preocupaciones sobre el suministro por las tensiones entre Irán y Occidente contrarrestaban los temores acerca del crecimiento de la demanda, derivados de las extensas negociaciones por la deuda griega.

El presidente estadounidense Barack Obama dijo que Estados Unidos impondría más sanciones después de que la Unión Europea (UE) acordó este lunes prohibir las importaciones del crudo iraní, a partir de julio.

Los políticos iraníes respondieron al embargo de la UE con una renovada amenaza de bloquear el Estrecho de Ormuz, un canal fundamental para el tránsito de crudo, si son bloqueadas las exportaciones iraníes, y sugirieron una suspensión inmediata de
las ventas de petróleo a Europa como castigo.

El crudo Brent para entrega en el próximo mes se
cotizaba a US$110,50 por barril a las 09:20 GMT, con una baja de 8 centavos.

El petróleo estadounidense ascendía unos 12 centavos a US$99,70.

"El anuncio de ayer (lunes) de parte de la UE respecto a un embargo petrolero contra Irán no llegó a elevar los precios pues ya había sido anticipado", explicó el analista de materias primas de Commerzbank, Carsten Fritsch.

"Todavía hay algún riesgo con respecto a las amenazas de cerrar el Estrecho de Ormuz, o amenazas de Irán sobre una suspensión de las exportaciones de crudo a la UE en forma
inmediata", dijo Fritsch.

"Pero parece que el mercado no cree que Irán vaya a hacerlo, dada su dependencia de los ingresos petroleros", agregó.