Nueva York. El petróleo Brent subió este lunes, debido a que el clima frío en Europa, las tensiones entre Irán y Occidente y las protestas en Siria contrarrestaban las preocupaciones sobre un incumplimiento de pagos de Grecia y sus efectos en la demanda de crudo.

Sin embargo, los futuros de crudo estadounidense bajaron ante abultados inventarios y un clima inusualmente templado en Estados Unidos.

El crudo Brent finalizó la jornada en US$115,93, un avance de US$1,35, o un 1,18%, tras haber operado entre US$113,65 y US$116,22. El contrato alcanzó su mejor cierre desde inicios de agosto.

En la Bolsa Mercantil de Nueva York, el crudo para entrega en marzo cerró en US$96,91 por barril, una baja de 93 centavos, o un 0,95%, tras operar entre US$96,38 y US$97,75.

La ola de frío que cubre a Europa mató a otras 33 personas este lunes, mientras que los suministros de gas de Rusia a la Unión Europea (UE) mejoraron durante el fin de semana, aunque no estaban aún totalmente repuestos, dijo la Comisión Europea.

Las bajas temperaturas en Europa incrementaron las expectativas por una mayor demanda de combustible para calefacción.

"El clima frío está impulsando los precios de los productos y eso se traslada al Brent", declaró el operador de Sucden Financial en Londres, Rob Montefusco, agregando que "cualquier problema en Oriente Medio es un sostén para el Brent".

La prima entre el Brent y el crudo estadounidense aumentó a US$19 por barril, su mayor nivel desde noviembre.

El euro se debilitó contra el dólar después de que el fracaso de la coalición de partidos griegos para aprobar los términos de un nuevo paquete de rescate reviviera las preocupaciones de una caótica moratoria.

En tanto, China reducirá a la mitad sus importaciones de crudo de Irán en marzo por tercer mes consecutivo, frente al promedio mensual del 2011, mientras se mantienen las diferencias entre los países sobre las condiciones de pago y los precios, dijeron este lunes fuentes de la industria cercanas a las negociaciones.