Ginebra. El crudo Brent subía este lunes y operaba sobre los US$114 el barril, impulsado por la preocupación de que la tormenta tropical Isaac pueda suspender la producción petrolera en Estados Unidos y por los indicios de otra ronda de estímulo monetario de la Reserva Federal.

Los recortes en el suministro han impulsado los precios en casi un 30% desde junio, debido a las sanciones internacionales que redujeron las exportaciones petroleras iraníes y a los mantenimientos en los campos del Mar del Norte.

Los futuros del crudo Brent subían US$0,67 a US$114,26 el barril a las 12:03 GMT.

El petróleo en Estados Unidos avanzaba US$1,02 a US$97,17.

La tormenta tropical Isaac avanzaba en el Golfo de México este lunes y los meteorólogos de Weather Insight, de Thomson Reuters, estimaron que provocará a corto plazo la paralización del 85% de la capacidad de producción petrolera costa afuera de Estados Unidos.

Funcionarios de bancos centrales y economistas se reunirán en la semana en Jackson Hole, en el estado de Wyoming, donde el presidente de la Fed, Ben Bernanke, pronunciará un discurso que será escudriñado en busca de indicios sobre una tercer ronda de alivio cuantitativo.

Los mercados también se mantendrán atentos a señales de políticas monetaria desde la zona euro antes de la reunión del Banco Central Europeo (BCE) el 6 se septiembre.

El conflicto armado en Siria y las tensiones sobre el controvertido programa nuclear de Irán apuntalaron los precios del petróleo durante el verano boreal.