Buenos Aires. La empresa de neumáticos Bridgestone buscará en 2015 igualar las cifras del año pasado en Argentina, aunque "no será un año fácil", afirmó este lunes el presidente para el país sudamericano, Agustín Pedroni.

"Estamos en una situación buena y hasta muy buena dependiendo del sector del que hablemos. El año pasado fue positivo. Incrementamos 55% las exportaciones. Este primer trimestre empezamos muy bien, con cifras similares a las del año pasado", sostuvo Pedroni.

En declaraciones que publica este lunes el diario Cronista Comercial, el directivo expresó que "en 2014 facturamos unos 398 millones, con 3,5 millones de neumáticos vendidos en todos los canales; son números muy buenos. Para 2015, debido a la situación de la industria en ambos países (Argentina y Brasil), apuntamos a mantener esos números, lo cual ya es todo un desafío debido al mal momento".

"Será un año difícil, con complejidades que en muchos casos exceden a la Argentina y a la industria local. El dato positivo es que el segmento de las camionetas, donde nos hacemos fuertes, no hubo una caída tan marcada", planteó Pedroni.

Consultado sobre si ve posible una mejora de esta situación en el corto plazo, el empresario sostuvo que "el punto clave es cuán rápido sale Brasil de la situación actual. Su problemática tiene componentes políticos, económicos y sociales que lo complican mucho. Mientras más rápido logre avanzar, más rápido se recuperará la Argentina porque la industria automotriz local depende muchísimo de ese mercado".

En cuanto al mercado argentino, dijo que "pese a la situación actual, se ven buenas perspectivas porque se seguirán incorporando rodados al parque automotriz. Por otra parte, ante la caída del mercado brasileño, por ejemplo, nos replanteamos nuestra política de exportaciones y hoy Estados Unidos es nuestro principal cliente".

"La idea es mantener una producción razonable, y exportarla. De este modo evitamos también tener frenos en la producción", sostuvo.

Para reforzar que "el objetivo de la compañía es convertirse en un polo exportador, principalmente para América latina y Estados Unidos, de algunos productos como el de las camionetas".

"Nuestro plan de exportaciones está pensado para que la empresa tenga una competitividad mayor. No buscamos exportar más para poder importar más; ese no es el objetivo. Se trata de coyunturas y esto puede cambiar en tres meses, un año... Si fuera así, estaríamos armando un plan fuerte para que luego, tal vez, las cosas cambien", agregó.

Al respecto, indicó que la firma el año pasado exportó "520.000 neumáticos, sobre una venta de 3,5 millones. La idea es que la exportación gane protagonismo. Somos importadores de materia prima, como por ejemplo el caucho, que no se produce en la Argentina. Lo mismo ocurre con los bienes de capital".

La compañía posee actualmente una participación del 27% del mercado argentino: "Nuestra intención es avanzar sobre el segmento de las camionetas, que es donde mayores expectativas tenemos", anticipó Pedroni.