Londres. El presidente de British Airways criticó a las inspecciones en los aeropuertos como "completamente redundantes" y dijo que el Reino Unido debería dejar de "doblegarse" ante las demandas de Estados Unidos por mayor seguridad, informó este miércoles el Financial Times.

El diario citó a Martin Broughton diciendo el martes en la conferencia anual de la Asociación de Operadores de Aeropuertos Británicos en Londres que nadie quiere una seguridad vulnerable.

Broughton declaró, sin embargo, que la práctica de obligar a la gente a sacarse los zapatos y revisar sus computadores portátiles por separado en las líneas de seguridad debería ser eliminada.

"Todos sabemos que hay varios elementos en el programa de seguridad que son completamente redundantes", dijo.

Broughton sostuvo que no hay necesidad de "doblegarse ante los estadounidenses cada vez que ellos quieren que se haga algo" para aumentar la seguridad en los vuelos hacia su país, especialmente cuando esto involucra revisiones que Estados Unidos no impuso en sus vuelos domésticos.

"Estados Unidos no hace internamente muchas de las cosas que nos exige que hagamos. Nosotros no deberíamos soportar eso", afirmó.

"Nosotros deberíamos decir, 'Sólo haremos las cosas que nosotros consideremos que son esenciales y que ustedes los estadounidenses también consideren esenciales'", agregó.

El Financial Times dijo que los comentarios de Broughton reflejan la frustración de la industria y los pasajeros frente a la constante acumulación de normas sobre cada cosa, desde los líquidos a bordo al equipaje de mano, que han sido adoptadas desde los ataques del 11 de septiembre del 2001.

El gobierno británico y funcionarios de aeropuertos no estuvieron disponibles de inmediato para realizar comentarios sobre los dichos de Broughton.