Buenos Aires. A pocos días de que se cumpla un año de uno de los peores accidentes ambientales, la compañía British Petroleum (BP) anunció que concluyó la fase de Limpieza Profunda, aunque advirtieron que no descartan nuevas exploraciones en el lugar.

La empresa detalló que culminó las operaciones en Alabama (Estados Unidos) y alistan el retiro del personal y maquinaria de la zona.

Alabama se convierte así en el primer estado de Estados Unidos afectado por el vertido de BP en concluir las tareas de restauración medioambiental, que aún continúan en Florida, Misisipi y Louisiana, indicó agencia Infobae.

"De acuerdo con la petición de funcionarios locales, BP ha completado las operaciones de limpieza en las playas de Alabama antes del comienzo de la temporada alta de turismo", dijo la compañía en un comunicado.

Como medida de precaución, la línea costera permanecerá con bolas de alquitrán a fin de detectar nuevas manchas de combustible.

Dentro de tres semanas se cumple un año de uno de los mayores vertido de combustible al mar en la zona del Golfo de México.

El 20 de abril de 2010, la imagen de una gigantesca mancha de petróleo puso en el banquillo a la empresa, especialmente cuando se supo que al océano llegaron 4,9 millones de barriles de petróleo.

El anuncio se realizó dos días después de que el gobierno de Estados Unidos autorizara el primer permiso para perforar un nuevo pozo petrolero en el Golfo de México después del desastre ecológico, que se concedió a la empresa Shell Offshore para la explotación de un depósito a 220 kilómetros al sur de las costas de Louisiana.