Buenos Aires. Un récord histórico en turismo registró Buenos Aires con el ingreso de diez millones de turistas a la ciudad Argentina en 2010, de los cuales tres millones provenían del extranjero.

Según el ministro de Cultura argentino, Hernán Lombardi, la crisis económica mundial y la gripe aviar provocaron una disminución de visitantes extranjeros los que fueron remplazados por turistas nacionales que favorecieron las cifras logradas.

Según consingó Europapress “en los primeros ocho meses del pasado ejercicio, la cantidad de visitantes nacionales se incrementó un 22% respecto al mismo período de 2009 y se registraron 3.201.389 pernoctaciones, un 30% por más”.