Washington. El multimillonario Warren Buffett, presidente ejecutivo de Berkshire Hathaway, enfrió el sábado la posibilidad de que la firma pague el primer dividendo a los accionistas.

Berkshire, que algunos estiman que tendrá una montaña de efectivo de US$50.0000 millones hacia el final de este año, no ofrece un rendimiento a sus accionistas, algo que la gran mayoría ha aceptado por años.

Pero últimamente algunos han dicho que los accionistas aceptarían de buen gusto algún retorno en efectivo.

"No estoy seguro cuántos querrían" un dividendo, dijo Buffett antes de abrir la reunión anual de accionistas del Berkshire Hathaway con miles de personas invitadas.

Las acciones de Berkshire han mostrado un rendimiento menor al del índice amplio S&P 500 desde los mínimos registrados durante la crisis financiera global, lo que generó las dudas sobre la ausencia de dividendos.