Con representantes de 130 delegaciones de 15 países, la 85ª reunión del Consejo de la Organización Internacional del Cacao (ICCO) analiza la creación de la Organización de Países Productores de Cacao Fino y de Aroma (Finacao) y el cambio de sede de Londres a Costa de Marfil, entre otros temas.

El evento que se desarrolla en Guayaquil desde el martes busca una asociación dedicada a fomentar la sostenibilidad, mejorar la productividad y la calidad del cacao fino del mundo.

El presidente de Anecacao, Julio Zambrano, señaló que el evento es una oportunidad para exponer a los compradores sobre la pepa de aroma ecuatoriana y los procesos de calidad que se manejan en las plantaciones, aunque es de menor comercio en el mundo frente a la variedad CCN51.

El subsecretario de Agricultura, Alberto Larco, explicó que el cacao fino de aroma ecuatoriano abastece al 62% del mercado de ese producto.