El Ministerio de Petróleo y Minería anunció la búsqueda de nuevos yacimientos de gas natural en áreas no tradicionales como lo es el caso del Campo El Roblote, ubicado en el municipio MacGregor, zona centroeste del estado Anzoátegui.

Según el viceministro de Gas, José Gregorio Prieto, ese reservorio podría tener unos 200 millones de pies cúbicos de gas, que pudiera generar entre 7.000 a 10.000 barriles de Líquidos de Gas Natural (LGN).

La idea es atender la demanda interna y exportar además a las islas del Caribe, dijo el funcionario en una inspección que realizó por la zona.

El ministerio evalúa dos pozos exploratorios de El Roblote, considerado un campo con amplias potencialidades para incrementar la oferta de gas hacia las empresas básicas de Guayana.

Prieto indicó que serán valorizados el gas y los condensados en la zona, con el objetivo de evaluar el tipo de proyecto más adecuado para generar mayor riqueza al Estado venezolano.

El ministerio informó que se están evaluando esas reservas y que la idea posterior es convocar una ronda de negociaciones con diversas empresas que puedan aportar toda la inversión que se requiere para iniciar la exploración y producción.

Pedro Guzmán, director regional del Ministerio de Petróleo y Minería, además, añadió que “hay dos yacimientos ya certificados y, que adicionalmente, se trabaja en planes de exploración para otro yacimiento más y extender un poco las reservas que se tienen en estos momentos”.

Entre telones. El gobierno tiene como norte lograr las metas establecidas en el Plan de la Patria en materia gasífera, que suponen un aumento en la producción desde 7.422 millones de pies cúbicos diarios (MMpcd), que fue la producción promedio en 2014, a 10.494 MMpcd para el año 2019.

Sin embargo, analistas ven con serias dudas la concreción de esta iniciativa, ya que los objetivos de producción planteados por Petróleos de Venezuela en los últimos 10 años han sido incumplidos y cada año replanteados.

El experto petrolero y especialista en materia de gas, Diego González Cruz, señala que, de acuerdo con los planes de Pdvsa, la producción de gas natural debería estar en la actualidad por encima de los 11.000 MMpcd a escala nacional, y que según la data oficial de la estatal petrolera se ubicó en 2014 en 7.422 MMpcd.

González precisa que Pdvsa mantiene un déficit de gas natural en el país que gira en torno a los 2.000 MMpcd.

En camino. La decaída oferta de gas natural en el país obligó a Pdvsa a importar gas desde Colombia por espacio de ocho años, a través del gasoducto binacional “Antonio Ricaurte”, cuya operación está en manos de la estadounidense Chevron.

El acuerdo estipulaba que, en una primera fase, Colombia suministraría gas a Venezuela hasta que, en un plazo de siete años, lograra estabilizar su producción de gas, eliminar el déficit interno y, posteriormente, invertir el flujo hacia Colombia. Ese plazo tuvo su fin el año pasado.

Sin embargo, para este segundo semestre del año, Pdvsa inicia la puesta en marcha de la producción del Campo Perla en el occidente del país, que le permitirá invertir el envío hacia Colombia.

La puesta en operaciones del pozo Perla 7 del Campo Perla, perteneciente al Bloque Cardón IV del Proyecto de Gas “Rafael Urdaneta”, a través de la Dirección Ejecutiva Costa Afuera, División Costa Afuera Occidental, en conjunto con la licenciataria Cardón IV compuesta por las empresas ENI y Repsol, colocará en el mercado interno, en una primera, fase 150 millones de barriles por día.

El Proyecto de Gas “Rafael Urdaneta” tiene como objetivo el desarrollo de 29 bloques, con un área que abarca 30.000 kilómetros cuadrados (km2), en el Golfo de Venezuela y el área marítima de Falcón Este para el desarrollo de gas no asociado y condensado, con expectativas de reservas superiores a 50 billones de pies cúbicos, con el propósito de dar cumplimiento a las estrategias enmarcadas dentro del Plan Siembra Petrolera.

El Perla 7 con un potencial de producción de 150 millones de pies cúbicos día (MMpcd) es el primero de los 26 pozos previstos en el plan de desarrollo del campo, los cuales se irán incorporando progresivamente hasta alcanzar 450 MMpcd a finales de este mismo año, 800 MMpcd en septiembre de 2017 y 1.200 en septiembre del año 2020.

El destino del gas proveniente del Perla estima satisfacer el mercado nacional, especialmente la demanda de los sectores eléctrico, petroquímico, industrial, doméstico, entre otros.

Destinos foráneos. Recientemente, en la última edición de la conferencia de la Asociación Venezolana de Procesadores de Gas (Avpg), el Consultor Ejecutivo de Chevron, Pedro Eitz, aseguró que tras la incorporación de la producción de Cardón IV al mercado de gas venezolano, y posteriormente la del campo Dragón (del proyecto gasífero Mariscal Sucre) y, en un plazo más lejano, la Plataforma Deltana, más otros planes que están encaminados, Venezuela puede llegar a un enorme superávit, que requerirá destinos foráneos.