Trece de las marcas de Coca-Cola Co -incluyendo Fanta, Sprite, vitaminwater, Powerade, Minute Maid y Georgia Coffee- generan cada una más de US$1.000 millones en ventas anuales.

El mayor fabricante mundial de bebidas gaseosas aspira a permanecer a la vanguardia de los gustos de los consumidores.

Por esto, los científicos de la compañía están trabajando en desarrollos que van desde plástico de origen vegetal a bebidas con nuevas texturas.

En una serie de entrevistas con Reuters en las oficinas centrales de la compañía en Atlanta, ejecutivos de Coca-Cola describieron cómo están tratando de identificar sus próximas marcas, probando con nuevas formulas de bebidas que pueden llevar a la compañía más allá de los líquidos.

"Lo que me entusiasma al respecto son las formas del producto y las experiencias sensoriales, que continúan cambiando", dijo Mary-Ann Somers, vicepresidenta minorista de la unidad Asociaciones y Marcas Emergentes de Coca-Cola (VEB).

Este departamento ha identificado seis nuevas áreas en las que piensa que puede dar impulso a futuras marcas de miles de millones de dólares.