Lima. El Grupo de Infraestructura de la CADE 2013 señaló que el Perú está ingresando a un ‘boom’ de la inversión en infraestructura, de la mano de las adjudicaciones públicas, las Asociaciones Público Privadas (APP) y el mecanismo de Obras por Impuestos.

“Estamos iniciando un boom de infraestructura en el país y se convertirá en el nuevo motor del crecimiento, luego del ‘boom’ que se registró en la minería”, indicó el presidente ejecutivo del Grupo de Infraestructura de la CADE 2013, Álvaro Valdez.

Manifestó que estas inversiones se orientarán sobre todo a carreteras y a energía, agua y saneamiento, además de telecomunicaciones.

En ese marco, Valdez estimó que la economía peruana crecerá seis por ciento en el 2015, pues existen condiciones para promover las inversiones además del sector de infraestructura, en los rubros de agroindustria, turismo, entre otros.

Por su parte, el integrante del Grupo de Infraestructura de la CADE 2013, Mark Hoffmann, sostuvo que tiene que potenciarse el mecanismo de Obras por Impuestos realizando inversiones colectivas que permitan concretar obras de mucho mayor envergadura, que las que pueden significar un puente o una pequeña carretera.

El jefe de Análisis Sectorial de Apoyo Consultoría, Víctor Albuquerque, desatacó que existe una aceleración de las Obras por Impuestos y se esperaría que en el corto plazo pueda segur dinamizándose.

Refirió que los niveles de inversión comprometidos en proyectos de Obras por Impuestos ascienden a cerca de 500 millones de dólares.

“Asimismo, las inversiones vía Asociación Público Privada (APP) registrarán un crecimiento de seis por ciento este año y podría superarse los US$4.100 millones y en el 2015 se expandiría cinco por ciento (US$4.300 millones), aunque esperamos revisarlas al alza estas proyecciones con las medidas del gobierno”, anticipó.

De otro lado, previó que la ejecución de la inversión pública fue de 76% en el 2012 y 75% en el 2013, y sería de entre 65 y 68% este año.

Añadió que la inversión pública del Gobierno Central muestra un mayor dinamismo que el año pasado, mientras que las de los gobiernos regionales y locales presentan una menor celeridad.

Finalmente, Albuquerque afirmó que el cuarto paquete de medidas del Gobierno favorecerá a la infraestructura, pues se podrá utilizar estudios previos o líneas de base sobre el impacto ambiental, lo que reduciría los plazos de de inversión, por ejemplo en el caso del Gasoducto Sur Peruano.